18 de julio de 2013

HÁBITOS SALUDABLES: Hacer deportes sin riesgo.



Parece que con la llegada del calor la vida se paraliza, y sólo queremos estar tumbados y sin mucha actividad. Gran error. Podemos continuar con nuestra vida diaria sin que esto nos influya, vamos a intentar buscar otras vías para seguir con lo nuestro.



Hoy os proponemos la continuación de la práctica de nuestro deporte favorito sin poner en riesgo nuestra salud.



¿Sales a correr y sientes que todo tu cuerpo pesa más de lo habitual? Una buena forma es cambiar nuestros hábitos, podemos salir a correr a primera hora de la mañana, con el fresquito y con esa sensación de que el día comienza y que nosotros lo hacemos con energía. O quizás, no quieres pegarte un madrugón y prefieres la caída del sol, aún mejor, la luz del atardecer es preciosa y más en el cielo de Madrid. ¿Qué os parece salir a las 9 de la noche? Y si después, tenéis la suerte de poderos pegar un chapuzón en la piscina, mejor que mejor. Ya veréis que buena forma de empezar o de terminar el día.



No olvides hidratarte bien antes de practicarlo, bebe agua o zumos, os acordáis de la entrada de la semana pasada? Si batís bien agua fresquita con un poco de fruta (sandía, melón, etc), os va ayudar a sobrellevar el esfuerzo. Al terminar, una buena forma de recuperar los nutrientes es beberse un buen vaso de limonada casera: agua fresquita, un limón exprimido y una cucharadita de azúcar…¡Qué bien sienta sentirse bien!



No dejes de practicar tu deporte favorito al aire libre, pero siempre evitando las horas de más calor…



4 consejos útiles:

  • Empieza a hacer deporte de forma moderada, para ir aumentando la intensidad.
  • Cuida la hidratación, antes, durante y después de la actividad.
  • No hagas deportes que requieran mucha fuerza física.
  • Habla con tu médico si ves cualquier problema o dificultad.